Los 6 errores más comunes al hablar en público

Publicado el 28 de abril del 2020 por Pablo Aragone en Emprendedores, Comunicación, Consejos

¿Hablarás en público pronto? Hay algunos errores muy comunes que los oradores suelen cometer. Aquí recopilé 6 los más típicos para que los evites y des una presentación de impacto y efectiva.

A lo largo de todos mis años acompañando a las personas en la preparación de charlas y en los procesos internos que eso conlleva, fui detectando algunos errores que aparecen con frecuencia al hablar en público.

Los 6 errores más comunes al hablar en público

En este artículo te comparto los 6 errores más comunes al dar una charla para que puedas evitarlos en tus proximas presentaciones.

1) El error más común de todos: ¡improvisar!

Una buena charla requiere preparación, tener muy en claro qué quieres contar y sobre todo qué quieres conseguir. Desarrollar un guión, saber cómo conectarás con las emociones del público y cómo harás para que pasen a la acción, son puntos clave que debes preparar con anticipación.

Cuando esto no ocurre y subimos al escenario a improvisar, el público automáticamente se da cuenta y pierde interés. En el mejor de los casos, solo se olvidará de nosotros. Pero el mayor riesgo, es que te recuerden de forma negativa.

2) Priorizar el contenido antes que el tiempo

Si la presentación que vas a dar no tiene un tiempo fijo (a veces debemos cubrir un bloque y el tiempo no lo elegimos nosotros), siempre tienes que pensar en qué tiempo es el necesario para lo que vas a contar.

Es importante honrar el tiempo y la atención que tu público te destina. Si abusamos de esto, posiblemente la charla sea un fracaso.

Te dejo un dato: cuando un tema nos atrapa al cabo de 13 minutos la atención comienza a disminuir (¡imagina si además el tema es aburrido!). Por esta razón, si tu presentación durará más, procura generar algún quiebre, algo que llame la atención para recuperarlos nuevamente y continuar. ¡Siempre es mejor terminar antes que terminar aburriendo!

3) Falta de expresividad

La audiencia percibe esto como inseguridad. Utiliza todo tu cuerpo, gesticula, sonríe, sorprendete, vive las emociones que transmites. A la hora de hablar en público esto te hará más genuino y conectarás más con las personas.

4) Falta de objetivo en tu charla

Es fundamental que sepas qué quieres compartirle a tu público y qué quieres que ocurra cuando termine tu presentación (call to action). De lo contrario, será una charla sin rumbo, aburrida y no entenderán para qué estás ahí parado.

5) Evitar la vulnerabilidad

Querer parecer un orador perfecto solo hará que la gente desconfíe de ti. Cuando nos mostramos vulnerables los demás se identifican con nosotros. Todos tenemos algún punto débil y esto empatiza mucho (¡aunque tampoco es cuestión de inmolarse en el escenario!).

6) Hablar muy rápido

Si al dar nuestro discurso escupimos las palabras, seguramente el público no recordará prácticamente nada de lo que digamos. Debemos saborear lo que decimos, dar tiempo a que decante en ellos, que lo registren y puedan sacar ideas.

¿Te sentiste identificado con algún punto? A todos nos pasa. A medida que los empieces a hacer conscientes, ya estarás generando un gran cambio en tus presentaciones (¡y mucho antes de que te des cuenta!).

Pablo Aragone

Leer más: ,

Deja tu comentario