Cómo calmar los nervios antes de dar una charla

Publicado el 3 de septiembre del 2020 por Pablo Aragone en Emprendedores

¿No sabes cómo calmar tus nervios antes de dar una charla? ¿Cada vez que estás por hacer una presentación en público tienes miedo y no logras tranquilizarte? Entonces, no te pierdas esta nota en la que te cuento uno de mis secretos para calmar esos nervios previos.

Sentir nervios y ansiedad antes de dar una presentación en público es lo más común del mundo. ¡A todos nos pasa! El desafío está en qué hacemos con eso para que no nos paralice.

Cómo calmar los nervios antes de dar una charla

En mi caso, siempre que estoy por presentarme frente a una audiencia uso una técnica que me ayuda a superar esos nervios. Así es… Me dedico a esto hace más de 10 años y sigo sintiendo nervios. Y si algún día dejo de sentirlos, seguramente me dedique a otra cosa porque quiere decir que ya no me genera nada.

Técnica para relajarse y calmar los nervios

Hay un gran secreto que me gustaría compartir contigo: frena, tómate un momento y dedícate a respirar. Es tan simple y complejo como eso. La técnica que más utilizo la llamaremos 4 – 2 – 6 – 2. Y, aunque parece la clave para desbloquear un celular, en realidad nos vamos a desbloquear a nosotros 😛

El primer paso es buscar un lugar cómodo para estar tranquilos. Luego, siéntate en una silla o recuéstate sobre el piso (¡procura no cruzar tus brazos ni piernas!) y cierra los ojos. Una vez que estés preparado haz unas respiraciones serenas para cambiar el aire de la siguiente manera:

1- Inhala por la nariz en 4 segundos escuchando el sonido que hace el aire al entrar en tu cuerpo y sintiendo su temperatura fresca.

2- Percibe la expansión que hizo tu cuerpo para recibir todo el oxígeno. Retiene el aire por 2 segundos.

3- Exhala muy pausadamente durante 6 segundos mientras escuchas el sonido que genera el aire al salir. Siente cómo ahora es más tibio que en la inhalación.

4- Cuando termines de vaciar todos los pulmones retiene por 2 segundos en vacío. No te preocupes, nadie ha muerto por dejar de respirar dos segundos 😉 Luego, vuelve a comenzar.

Te invito a realizar este ciclo durante 10 minutos (¡si puedes más mucho mejor!) antes de cada presentación que tengas que dar. Verás cómo en poco tiempo te sentirás más sereno, seguro y con la mente con mayor claridad.

 

Pablo Aragone

Leer más: ,

Deja tu comentario